Archivo por días: 20/01/2021

Luka Jovic sonríe nada más llegar a la Bundesliga: doblete con el Eintracht en su primer partido

Luka Jovic todavía tiene gol. Lo cual es un signo de esperanza para el cuerpo técnico y los aficionados del Real Madrid. El futbolista serbio, que había perdido la confianza y el olfato en la liga española, vio puerta con enorme facilidad en su regreso al Eintracht de Frankfurt, club en el que jugará cedido hasta el final de esta temporada.

El atacante saltó al campo en el minuto 62 con empate en el marcador y media hora después abandonó el terreno de juego con doblete y victoria de su equipo (3-1) sobre el Schalke 04. El primero tras rematar de volea un centro de Kostic y el segundo después de un buen desmarque y un recorte sobre el defensa rival, que le habilitó para definir al palo corto del portero.

No ha sido un año y medio fácil para Luka Jovic. Los 60 millones de euros que pagó el Real Madrid al propio Eintracht por su fichaje en el verano de 2019 pesaron como plomo en su rendimiento. Al ariete le costó tener continuidad en la plantilla merengue, a pesar de que Zidane llegó a probar en varias ocasiones un ataque con él y Benzema como delanteros. No funcionó demasiado, y el serbio se vio relegado a ser la sombra del francés y a intentar aprovechar los escasos minutos al final de los partidos. No lo hizo, y con el tiempo su motivación fue siendo cada vez menor.

Boca Juniors ganó la Copa Maradona de la manera más dramática

Boca sufrió contra un joven equipo de Banfield que batalló y jugó un partido muy cerrado. No solamente tenían que luchar contra su rival dentro del terreno de juego, sino con los fantasmas que surgieron que surgieron a mitad de semana después de su eliminación de Copa Libertadores. Cuando el cuadro boquense tenía la ventaja y la tuvo que defender con nueve jugadores. Pero aún con todo esto en contra, Boca tuvo que ir a penales y superar a un rival difícil para llegar a su título número 70 en su historial.

El Xeneize siguió con los mismos problemas que los han asechado durante los últimos años, pero también surgió una de las virtudes que tienen. Los chispazos individuales han sido los que los han ayudado a superar algunos retos importantes en el proceso. El gol de Edwin Cardona en el segundo tiempo resaltó esas capacidades. El colombiano recibió el balón por izquierda, se sacó de encima a un defensor y sacó un remate infernal que superó al guardameta Iván Arboleda para darle a su equipo la ventaja.

El Athletic hunde al Barça, desquicia a Messi y gana la Supercopa de la utopía

Esta Supercopa merece una gabarra, aunque la pandemia recomiende que sea con la gente que hace de la calle Licenciado Poza, la vieja senda de San Mamés, un lugar con una atmósfera que no parece de este tiempo, en el que el Athletic sobrevive aferrado a una idea que los mercaderes del fútbol convierten en una utopía: la pertenencia. Bien está, pues, que al fútbol de los Messi, expulsado en La Cartuja por su impotencia, y de los Florentino, en el que el fulgor del dinero y las estrellas opaca todo los demás, se le recuerde por dónde empieza un equipo. El principio de pertenencia es para todos, también para el Barça o el Madrid que se han quedado en el camino, porque ninguna afición es mejor que otra. Pero el Athletic la ha sublimado con una idea que con lo convierte en único, para bien y para mal, para estar orgulloso y para sufrir. Es día de lo primero.

El Athletic repite el título conseguido en 2015 y ante el mismo rival, entonces dirigido por Luis Enrique. Era el Barça del triplete, nada menos. El formato, en esta ocasión, aumenta los méritos, puesto que ha derrotado en la Supecopa a cuatro a los dos grandes. En la final, después de remontar dos goles de Griezmann, lejos de poder cumplir su exorcismo, gracias a De Marcos y Villalibre, y dominar a un Barça especulativo para tumbarlo a lo grande en la prórroga, con un disparo cruzado y letal de Iñaki Williams.

Marcelino no podía arrancar de mejor forma, a la espera de la final de Copa pendiente, frente a la Real Sociedad. Es indudable la compresión del equipo con el nuevo estímulo del técnico, pero sería injusto no reconocer, como ha hecho el asturiano, los méritos de la etapa de Gaizka Garitano. Marcelino ha sido como un punzón sobre el sistema nervioso del equipo para reactivar las constantes que están en su idiosincrasia. El Athletic, para empezar, es intenso. Lo demás, después.